jueves, 25 de noviembre de 2010

El Conocimiento se Potencia y se Nutre

“Siento que pienso de una forma singular, he descubierto que existen  otros que sienten y piensan de este modo”


Potencio El Conocimiento para Construir Teoría
E
l manejo del conocimiento es un aspecto esencial y relevante para quien se inicia en la construcción de teoría; no obstante, repensar sobre los elementos fundamentales de este proceso también es, para los más experimentados un recurso valioso para evaluar  y replantear su trayectoria en el campo de la investigación científica. La experiencia se enriquece de estos aportes sencillos y de alto valor, obviarlos y dejarlos al descuido en algunos casos, por la premura de cumplir con las entregas de las tareas académicas generará brechas de conocimiento que irremediablemente deben ser satisfechas más adelante.
El conocimiento se potencia cuando tomamos en cuenta lo básico, lo sustancial; es decir:
·        El Lenguaje científico
·        La terminología del lenguaje científico
·        El discurso científico
·        El contexto científico

El conocimiento se nutre cuando ejercitamos nuestra mente, a través de:

  • La Lectura de información científica
  • El registro personalizado de los términos científicos imprescindibles para abordar el conocimiento científico
  • La interacción con los autores y su pensamiento crítico
  • La contrastación de las ideas de esos autores que han aportado teorías, las cuales sustentan el pensamiento científico, filosófico y epistemológico en la historia de la ciencia

El proceso de construir teoría es exigente, el grado de exigencia lo establece cada investigador, la pasión para alcanzar la excelencia también le pertenece a quien se responsabilice con su investigación. Yo por mi parte, me comprometo a develar mis ideas, a prestárselas por un buen tiempo, y a compartir mi pensamiento científico a través de las experiencias académicas que la vida nos presente, es un honor para mí. !    

viernes, 12 de noviembre de 2010

El Poder de Construir Teorías

Todo investigador tiene el poder de construir teorías, es su ideal alcanzable aunque exigente.




En estos momentos, se hace indispensable asumir la tarea de construir teorías como parte de nuestra vida académica y profesional. Es innegable que este desafío nos parece irrealizable; y además, desencadena una serie de dudas con respecto a la capacidad intelectual, la imposibilidad de lograrlo y otras ideas negativas que se aglutinan en nuestra mente, solo para distanciarnos de la experiencia de iniciar el proceso de construcción de teoría. Sin embargo; hay un punto donde nos exigimos de manera natural y espontánea, obviar toda duda y enrumbar nuestras ideas hacia un proyecto de investigación.


Todo aquel que se responsabiliza y sencillamente se compromete con la producción y gestión del conocimiento, de igual forma se exige incursionar en la construcción de teorías y más adelante se apasiona por desarrollar exitosamente tal iniciativa. Habrá otros casos en los que el investigador debe construir teoría para llevar a cabo un proyecto de investigación para la obtención de un grado académico; indistintamente, la construcción de teorías involucra dos procesos, el psicológico-cognitivo y el lógico-metodológico. Quiere decir, que el intelecto y en particular nuestro talento intelectual hacen posible la prosecución de la construcción de teorías. El éxito anticipado entonces, dependerá de la confianza, del poder y la energía psicológica interna que cada investigador utilice para dirigir y alimentar su proyecto.


Dado a esta capacidad intelectual y el reconocimiento de ella como el potencial humano con el que todos contamos, podemos dar respuesta progresivamente, a los objetivos fundamentales de la investigación científica; la explicación y la predicción. Durante el proceso de construcción de teorías, nuestro intelecto nos permite comprender, explicar, predecir, y operar con respecto a los fenómenos observados y las relaciones entre ellos. De igual modo, se desencadena un proceso que implica reconsiderar, cuestionar y retar toda suposición subyacente; en otras palabras, se manifiesta nuestro pensamiento crítico.


Ahora, ya estamos dispuestos y convencidos a construir teorías, sin embargo, otras ideas poco constructivas comienzan a surgir… y cómo comienzo…. qué necesito… en este preciso momento tomamos las riendas con una aptitud serena y activa. Lo mejor es iniciar con un plan de acción personal que contenga los siguientes elementos de poder, preparación, organización, dedicación, evaluación y replanteamiento; estas son las estrategias del aprendizaje con PODER, para alcanzar el éxito en la universidad y en la vida propuestas por Robert Feldman.


Vale la pena adaptar a nuestro plan personal para la construcción de teorías, una estrategia que nos ayude a orientar satisfactoriamente este proceso. La preparación incluirá la búsqueda de todo aquel material de lectura necesario para discernir, interpretar, discutir y dilucidar los conocimientos que se tienen y los que haya que complementar en referencia a lo que es una teoría, su papel e importancia en el acontecer científico, los criterios para evaluar una teoría, en qué se fundamenta una teoría desde el punto de vista filosófico y epistemológico para llegar a convertirse en una teoría científica. Es decir, el proceso inicia con la tarea responsable de nutrir los conocimientos con base a los autores de teorías que por fortuna son muchos, y cuya literatura está disponible en todas las fuentes a las que tengamos acceso.


Todo aspecto que abra una interrogante en nuestro intelecto debe ser revisado y estudiado, no deben quedar brechas de conocimiento, pues más adelante serán obstáculos en el proceso. La organización implica el material de lectura, las ideas que vayan surgiendo en torno al proceso de construcción de teorías, los pensamientos creativos y el tiempo; debido a que “nuestro desembolso más costoso es el tiempo”, en palabras de Teosfrato; utilice los recursos que considere para administrarlo, pueden ser listas diarias de tareas, calendarios, agendas o lo que le facilite este paso en su plan de poder construir teorías.


El siguiente paso es la dedicación, si ya hemos preparado lo necesario y hemos organizado inclusive el tiempo, es el momento de seguir los horarios seleccionados y dedicarse a leer, escribir, pensar, discutir, interactuar con su material de estudio y lectura, con sus amigos que están construyendo teorías y consigo mismo que está descubriendo ese potencial intelectual para desarrollar este ideal. La evaluación, puede darse luego de los tres pasos anteriores, en forma de registro de los avances alcanzados, los logros obtenidos; y en función del desarrollo de su plan, evalúa todo lo que has realizado, el tiempo que has invertido y somete a juicio tu participación y responsabilidad con todo ello. Sin embargo, la evaluación puede darse cuando se estime necesario.
El replanteamiento, en este paso se reflexiona sobre el estilo personal de desarrollar todo el plan, sobre la administración del tiempo, los logros alcanzados y la satisfacción personal con todo lo planteado y alcanzado. En este punto, determinamos lo que prevalece en nuestros intereses, hacer menos, pero hacerlo bien, que hacer más pero mal, es decir sin producir nada. La única persona que conoce sus limitaciones es uno mismo y la única persona que puede superarlas es uno mismo. En todo caso, sugiérase y replantéese su plan, esto será un punto a su favor, pues no tiene que seguir el plan de otra persona, sino el que usted decida. Éxitos!!!!